La Demanda de Oficinas Virtuales Aumenta en América Latina

Junio 27, 2016
El mundo de los negocios de la época actual es fuente de nuevas oportunidades para empresas que ofrecen servicios innovadores, de vanguardia, adaptados a las posibilidades que la tecnología ha convertido en opciones viables. Una de estas opciones es la apertura de las denominadas "oficinas virtuales". Una oficina virtual es un espacio ambientado, diseñado y equipado con los recursos necesarios para que determinada empresa que por alguna razón no cuente con infraestructura propia pueda gestionar sus servicios y operaciones cómoda y eficazmente.

Esta es una modalidad que puede resultar muy rentable para cierto tipo de negocios; por ejemplo, las pequeñas y medianas empresas (PYMES), las cuales han descubierto su valor y capacidad competitiva dentro de un mercado cada vez más globalizado. De igual forma, es una alternativa viable para las empresas transnacionales que comienzan a dar sus primeros pasos en el mercado de otro país y requieren de un espacio desde el cual puedan realizar sus operaciones con eficacia, sin generar gastos exacerbados e innecesarios. En este sentido, la oficina virtual viene a ser un excelente soporte de gestión de negocios para las empresas que, por razones estratégicas y financieras, no desean o no están en capacidad de invertir en infraestructura ni inmobiliario.

Para una empresa emergente, las ventajas de contar con una oficina virtual son bien marcadas. Una de ellas es que casi siempre estas oficinas se ubican en zonas y edificios de prestigio en las ciudades en las que están localizadas, representando una ventaja competitiva de imagen y permitiendo a los clientes ubicarlas con mayor facilidad. Algunas de las empresas que ofrecen estos servicios incluyen también la asistencia de una recepcionista bilingüe, administración de correspondencia, e incluso servicios de gestión de contabilidad y cumplimiento de obligaciones fiscales; recursos todos de gran utilidad para las compañías que se manejan entre países de diferente idioma.

Es importante señalar que contratar una oficina virtual no es lo mismo que "alquilar" un espacio físico. La oficina virtual funciona como un apoyo integrado y operacional que sirve de base para que una empresa pueda enfocar sus esfuerzos en pro de sus metas y objetivos en un corto plazo y con una inversión menor a la que implica el alquiler de infraestructura y adquisición de inmobiliario propio. Las compañías que están optando por esta modalidad son cada vez más, y de diferentes áreas, más que todo por su rentabilidad y por la utilidad operativa que esto representa, al acelerar el tiempo de instalación de una compañía en mercados locales.